Causas de la contaminación por el plástico

Causas de la contaminación por el plástico

En la naturaleza no hay ningún residuo que no se descomponga. El ser humano, sin embargo, ha inventado el plástico, que siempre será “antinatural” en el medio ambiente debido a sus propiedades. Fabricar plástico es barato y las aplicaciones del material son infinitas. Como el uso del plástico está tan extendido, casi siempre acaba en el medio ambiente, provocando más contaminación por plástico. Y no sólo porque alguien deje un trozo de plástico en la calle en lugar de depositarlo en una papelera.

Plástico de un solo uso

De todo el plástico que utilizamos, el 40% se usa una sola vez. Cada año utilizamos varios miles de millones de artículos como bolsas, botellas, bandejas y envases de alimentos. Los supermercados están llenos de ellos. Algunas personas son descuidadas con los envases y los dejan como basura. Pero también hay lugares donde la gente no puede hacer otra cosa porque no hay un sistema de recogida de residuos. No cabe duda de que, aunque la mayoría de la gente haga lo posible, gran parte de ese plástico de un solo uso llega al medio ambiente, siendo una de las mayores causas de contaminación por plástico.

Otras causas de la contaminación por plásticos

No se trata sólo del plástico de un solo uso. A menudo la gente no se da cuenta de que contamina el medio ambiente con plástico. Por ejemplo, los neumáticos de los coches están hechos de goma y plástico que se desgasta al conducir. Eso significa que a través de esta fricción, miles de microplásticos se liberan en la carretera y en el aire. Además, el lavado y secado a máquina de la ropa sintética deja escapar millones de microfibras al sistema de desagüe. Los productos de cuidado personal y la pintura también pueden contener microplásticos que se arrastran en las aguas residuales. Además, hay un tipo de plástico que también se incorpora a los filtros de los cigarrillos e incluso a los chicles.

El plástico transportado por las corrientes de agua que bajan hasta el mar hace que la contaminación plástica llegue a los océanos. Los ríos, por ejemplo, transportan mucho plástico al mar. Pero esa no es la única forma en que el plástico se desplaza; también puede ser transportado por el viento. Incluso con vientos suaves, el plástico, que es muy ligero, se desplaza por el aire, sobre todo desde los vertederos en los que se deposita. Cualquiera que haya lanzado un globo puede imaginárselo fácilmente. Las cintas de plástico de los globos se encuentran a menudo en las playas, arrastradas por la corriente, después de haber caído al agua en algún lugar del mar.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.